Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘responsabilidad social’

Me sorprendo a mi mismo, y después ratifico con la mayoría de documentos e informaciones que me llegan o a las que accedo, en la tendencia que tenemos, a la hora de abordar el tema de la responsabilidad o del turismo responsable, en pensar en elementos que siempre están relacionados con un buen comportamiento ambiental, con una preocupación por el entorno social, con un apoyo y promoción de la cultura local, y con otros tantos en la línea de los anteriores.

Estamos todos tratando de aportar, articular y promover este nuevo concepto “responsable” usando para ello la gran cantidad de información, iniciativas, ideas y proyectos que van surgiendo relativos a todos esos elementos que acabo de mencionar.

Incluso algunos nos atrevemos, a establecer lo que debería ser y lo que no debería ser considerado como “responsable”, tratando de sentar cátedra o de influir en el estado del conocimiento en cada momento.

Todo esto está muy bien, pero a veces, me da la sensación que en nuestro afán de desarrollar lo más diferencial o novedoso de esta corriente responsable, nos olvidamos de lo más básico, cual es proporcionar productos o prestar los servicios, de la manera más adecuada a las expectativas de nuestros empleados, accionistas y clientes, intentando superarlas en la medida de nuestras posibilidades.

Este es o debería ser el primer atributo de un hotel o cualquier otro negocio que aspirara a calificarse como responsable. La preocupación por satisfacer a estas partes, dos de ellas consustanciales a la propia actividad o negocio como son los empleados y accionistas, y como no, los clientes, quizás la parte que más repercusión directa tiene en los resultados. Y un cliente, antes de una adecuada gestión de residuos o una eficiencia energética excelente, viene buscando, en el caso de un hotel, disfrutar y/o disponer de un destino, una ubicación, un alojamiento, un servicio de comida y bebida, un trato excelente, y otros tantos atributos higiénicos tácitos, que tenemos la obligación de cubrir.

La calidad del servicio o del producto, bien entendida como adecuación a lo que el cliente espera de nosotros, no sólo es la razón de ser y permanecer de cualquier actividad o negocio, sino que además es el primer escalón para ser sostenible.

Si nos fijamos, sostenible, responsable, verde, ecológico, ambiental, son todos adjetivos de un nombre, de un sujeto, de una realidad, cual es la actividad, el producto, el servicio o el negocio en cuestión. Y si éste no existe, o no es capaz de permanecer debido a que no es preferido por los empleados, accionistas, usuarios o clientes, ¿para qué plantearnos ponerle un adjetivo?

Haciendo honor a mi reflexión del tercer párrafo, cualquier actividad o negocio para ser considerada “responsable”, debería primero caracterizarse por satisfacer o incluso superar las expectativas de sus empleados, accionistas, usuarios y/o clientes en lo básico, cual es el objeto y la razón propia de la existencia de esa actividad o negocio. Esta es la clave para después buscar su desarrollo de manera responsable y sostenible, creando riqueza y contribuyendo a la integridad de los recursos naturales, sociales y culturales.

Anuncios

Read Full Post »

El otro día estuve presente en la inauguración de un “hotel sostenible”. Pude escuchar, “el primer hotel sostenible de la zona”, después se aclaró, que “de la cadena en cuestión”. Mis más de 15 años trabajando en estos temas, de repente me pesaron y cayeron encima de mi moral, sumiéndome en un sentimiento entre frustración, desánimo, ira y solidaridad hacia cuantos estaban presentes en el acto, con ganas de empezar a gritar que nos estaban engañando.

paneles

Por las características del edificio, en cuanto a fisonomía, materiales, equipamiento, etc., no nos podríamos nunca hacer idea que estábamos ante el modelo de hotel que respeta al medio ambiente, que se preocupa, involucra y participa con la realidad social del lugar donde se ubica y que promueve sus valores culturales. Eso si, habían puesto unos cuantos paneles solares, no muchos porque no cabían, que por cierto, no hubiese podido ser de otra manera, dados los requerimientos legales aplicables.

Desde luego, si trasladamos a la sociedad, en este caso, a través de los medios de comunicación que allí se encontraban, que el concepto sostenible consiste en cumplir con la ley para ahorrar energía con unos cuantos de paneles solares, mal vamos y otras empresas, que verdaderamente se preocupan y que tratan de diferenciar su producto por estos valores, se verán seriamente dañadas.

Es decir, los principios que soportan la sostenibilidad o responsabilidad social, estaban siendo ignorados ¡!!!. La creación de valor económico, la integridad ecológica y ambiental, la solidaridad social (no debemos olvidar que el concepto sostenible es el resultado de una visión humanista de la empresa y por supuesto, del empresario), y en definitiva aquellos principios que cada vez más, favorecen la creación de valor en una empresa de manera persistente, estaban siendo sustituidos por unas cuantas placas solares.

Solo me reconforta pensar que no basta o no puede bastar con un potente departamento de comunicación para convencer al mercado del buen desempeño sostenible de una compañía, y que gracias a las nuevas tecnologías, podemos rápidamente, como lo es a través de este medio desde el que escribo, compartir y hacer llegar la información a todos aquellas personas interesadas.

Aunque ya lo sabía, me sirvió el evento para ratificarme en que ser sostenible o responsable, es una cuestión de actitud activa y permanente. Las empresas verdaderamente responsables, no lo son por sus instalaciones, sino por sus personas y el grado en que han interiorizado dichos principios. La sostenibilidad es un valor, es una forma de ser, que a su vez, es valorada cada vez más por los viajeros.

En mi opinión, en nuestro sector ser responsable o sostenible es hacer que los viajeros perciban que somos personas que nos preocupamos y actuamos por ellos y por su bienestar, y esto lo hacemos personalizando cada vez más nuestros servicios, respetando y ahorrando recursos naturales, manteniendo el entorno natural de nuestros destinos e integrándonos en él, manteniendo buenas relaciones con el entorno social, promoviendo la gastronomía autóctona, sana y saludable, impulsando y facilitando el acceso al arte en sus diversas manifestaciones, y en definitiva, actuando de manera integradora con nuestro entorno y sus personas para hacer disfrutar a nuestros clientes. No es invertir en unas cuantas placas solares.

Read Full Post »