Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘desarrollo sostenible’

El otro día tuve la ocasión de participar en unas jornadas técnicas sobre eficiencia energética de instalaciones térmicas en el sector turístico.

Tratando de no entrar en términos demasiado técnicos, es un hecho que la tecnología ha avanzado también en esta área, y que producir agua caliente o climatización es ahora posible con muchos menos recursos energéticos naturales y por ende, dañando menos a la naturaleza. Además este avance, se ha producido, como en otras áreas tecnológicas, a una velocidad mayor que la necesidad de reposición por obsolescencia de las instalaciones existentes.

Por otro lado, nos encontramos que es un deber y una necesidad en la coyuntura, bueno más que coyuntura, en la situación de crisis actual, seguir planteándonos la optimización y racionalización de las distintas cuentas de gasto de nuestros negocios. La de los consumos energéticos, llega a alcanzar, según se expuso en las jornadas, en un establecimiento hotelero de más de 3* hasta órdenes del 10 %, de la cuenta de gastos total del establecimiento. Este dato me consoló un poco, ya que los datos que yo manejo son algunos puntos porcentuales más bajos, lo que puede indicar, o bien la eficiencia de los míos, o bien la conclusión a la que he llegado a lo largo de los años, de que con los números, se pueden hacer maravillas, teniendo la habilidad de calcularlos o compararlos, en o con el entorno que más favorezca la causa que nos interesa.

Si a todo esto, le sumamos nuestra sensibilidad por el entorno natural y nuestra voluntad de promover y apoyar tecnologías menos agresivas para el medio ambiente y los recursos naturales, percibo que este concepto de eficiencia energética se posiciona como un elemento clave en estos momentos de crisis e incertidumbre económica, pues viene a aportar mejoras donde la necesitamos, en los gastos y en el medio ambiente.

Antes de la crisis, cuando se hablaba de sostenibilidad no tenía por qué hablarse de eficiencia energética. Sin embargo hoy, creo que se impone como tema preferente. Y esto es bueno en mi opinión, ya que al incidir directamente en nuestro bolsillo, se convierte en preocupación directa en los países desarrollados como grandes consumidores de energía que somos.

A mi modo de ver, tenemos por delante 2 grandes retos en este aspecto:

  • cómo afrontar las inversiones en estas nuevas tecnologías, en un escenario de falta de liquidez, donde se tendrán que poner de acuerdo muchas partes, desde administraciones públicas, hasta productores, comercializadores, distribuidores, hasta las novedosas empresas de servicios energéticos (ESE´s), dispuestas a asumir parte del riego de dichas inversiones.
  • cómo transferir dichas tecnologías a los países en vías de desarrollo, de manera no invasiva, económicamente hablando y cubriendo sus necesidades, mucho más básicas e importantes

Esperemos que en esta cumbre de Cancún del clima, se llegue a acuerdos que mitiguen el fracaso de Copenhague y nos pongan en la senda correcta.

Anuncios

Read Full Post »

Me sorprendo a mi mismo, y después ratifico con la mayoría de documentos e informaciones que me llegan o a las que accedo, en la tendencia que tenemos, a la hora de abordar el tema de la responsabilidad o del turismo responsable, en pensar en elementos que siempre están relacionados con un buen comportamiento ambiental, con una preocupación por el entorno social, con un apoyo y promoción de la cultura local, y con otros tantos en la línea de los anteriores.

Estamos todos tratando de aportar, articular y promover este nuevo concepto “responsable” usando para ello la gran cantidad de información, iniciativas, ideas y proyectos que van surgiendo relativos a todos esos elementos que acabo de mencionar.

Incluso algunos nos atrevemos, a establecer lo que debería ser y lo que no debería ser considerado como “responsable”, tratando de sentar cátedra o de influir en el estado del conocimiento en cada momento.

Todo esto está muy bien, pero a veces, me da la sensación que en nuestro afán de desarrollar lo más diferencial o novedoso de esta corriente responsable, nos olvidamos de lo más básico, cual es proporcionar productos o prestar los servicios, de la manera más adecuada a las expectativas de nuestros empleados, accionistas y clientes, intentando superarlas en la medida de nuestras posibilidades.

Este es o debería ser el primer atributo de un hotel o cualquier otro negocio que aspirara a calificarse como responsable. La preocupación por satisfacer a estas partes, dos de ellas consustanciales a la propia actividad o negocio como son los empleados y accionistas, y como no, los clientes, quizás la parte que más repercusión directa tiene en los resultados. Y un cliente, antes de una adecuada gestión de residuos o una eficiencia energética excelente, viene buscando, en el caso de un hotel, disfrutar y/o disponer de un destino, una ubicación, un alojamiento, un servicio de comida y bebida, un trato excelente, y otros tantos atributos higiénicos tácitos, que tenemos la obligación de cubrir.

La calidad del servicio o del producto, bien entendida como adecuación a lo que el cliente espera de nosotros, no sólo es la razón de ser y permanecer de cualquier actividad o negocio, sino que además es el primer escalón para ser sostenible.

Si nos fijamos, sostenible, responsable, verde, ecológico, ambiental, son todos adjetivos de un nombre, de un sujeto, de una realidad, cual es la actividad, el producto, el servicio o el negocio en cuestión. Y si éste no existe, o no es capaz de permanecer debido a que no es preferido por los empleados, accionistas, usuarios o clientes, ¿para qué plantearnos ponerle un adjetivo?

Haciendo honor a mi reflexión del tercer párrafo, cualquier actividad o negocio para ser considerada “responsable”, debería primero caracterizarse por satisfacer o incluso superar las expectativas de sus empleados, accionistas, usuarios y/o clientes en lo básico, cual es el objeto y la razón propia de la existencia de esa actividad o negocio. Esta es la clave para después buscar su desarrollo de manera responsable y sostenible, creando riqueza y contribuyendo a la integridad de los recursos naturales, sociales y culturales.

Read Full Post »

A finales de la semana pasada, recibimos desde Estocolmo la buena noticia de que la ciudad de Vitoria ha sido nombrada como Capital Verde Europea para el 2012, situándose así como un referente en toda Europa.

Según palabras del propio jurado de Estocolmo, la ciudad de Vitoria ha brillado por una ambiciosa política, donde el cuidado y respeto por el medio ambiente, por preservar un alto nivel de calidad de vida y por apostar por un desarrollo equilibrado sigue una trayectoria de más de treinta años.

El título de Capital Verde Europea se entrega cada año a una ciudad europea que ha llevado a cabo un camino excepcional hacia la protección del medio ambiente, haciéndolo mediante un desarrollo sostenible. La decisión principal del jurado se basa en once criterios ambientales, los cuales contribuyen a luchar contra el cambio climático y el tratamiento de aguas residuales.

Con el lema “Verde por fuera, verde por dentro”, Vitoria, la ciudad del anillo verde donde se preservan espacios de gran diversidad biológica, consiguió llevarse el título de Green Capital contra todo pronóstico, dejando atrás a otras ciudades que partían como favoritas como Reykiavik, Barcelona o Nantes entre otras.

El principal objetivo de esta condecoración es cambiar el rol de los modelos actuales de ciudad hacia un desarrollo urbano sostenible, cosa que en los tiempos que corren, se hace cada vez más necesario.

Nuestra enhorabuena a Vitoria.

Foto de los Humedales de Salburua por widemos de Flickr

Read Full Post »

Actualmente, y tras la reciente incorporación de dos nuevos parques naturales, la comunidad autónoma de Andalucía cuenta con 18 espacios protegidos que han sido reconocidos con esta acreditación. Los últimos en añadirse, han sido los parques naturales Bahía de Cádiz y Sierra Tejeda, Almijara y Alhama, convirtiéndose así Andalucía en la comunidad autónoma con mayor número de espacios naturales adheridos a esta iniciativa.

La Carta Europea del Turismo Sostenible es un reconocimiento que otorga la federación Europarc, organización formada por instituciones gestoras de espacios protegidos de Europa, con el objetivo de promover un turismo sostenible en sus espacios protegidos.

A través de la Carta Europea de Turismo Sostenible, se adquiere un compromiso voluntario con la aplicación de los principales principios del turismo sostenible, los cuales sirven de guía tanto a los gestores de estos espacios naturales protegidos, como a las empresas y turistas que de alguna manera interactúan con el parque.

Por tanto, tenemos en el sur de España, y también a lo largo de toda Europa, una amplia red de espacios naturales protegidos comprometidos con el turismo sostenible, donde la implicación y la gestión de éstos, nos ofrecen garantías de calidad turística y de aplicación de criterios de sostenibilidad en actividades relacionadas con el turismo dentro de estos maravillosos enclaves naturales. Y como no, esperamos que esta lista de espacios naturales que abogan por unos principios de desarrollo sostenible siga aumentando a buen ritmo.

Noticia original aquí 

Foto de Basilievich en Flickr

Read Full Post »

Hace unos días, nos hicimos eco de la noticia sobre la certificación de un barrio de una ciudad francesa, el cual a través de la WWF ha sido certificado como “Barrio Sostenible”.

A través del proyecto “One planet living”, se inicia una bonita iniciativa, un camino hacia la creación de barrios que puedan convertirse en un verdadero ejemplo en ciudades y pueblos para fomentar el modelo de desarrollo sostenible entre los ciudadanos.

El primer barrio que ha sido certificado mediante esta iniciativa, es un barrio de la ciudad de Lyon, concretamente el barrio “Lyon Confluence”, el cual, para obtener la certificación de “One planet living”, ha tenido que cumplir con los requisitos que imponía la organización: cero CO2, cero residuos, transportes sostenibles, materiales locales y sostenibles, gestión sostenible del agua, mestizaje social, calidad de vida, bienestar, biodiversidad y sensibilización de los habitantes del barrio. Estos principios, han de ser cumplidos si se desea obtener la certificación.

Este barrio en concreto, es fruto de una espectacular renovación urbana, recuperándose poco a poco sus valores ambientales y sociales, y como no, con el importante compromiso de sus habitantes en cuanto a formas de vidas más respetuosas con el medio ambiente.

Una vez más, podemos sacar en conclusión que una de las claves más importantes para lograr este tipo de éxitos en materia de desarrollo sostenible, está en la concienciación de las personas. Una sociedad que es conciente de los problemas ambientales y de lo que puede hacer para ayudar a conseguir mejoras, es la base para conseguir que una iniciativa como esta pueda triunfar, y no quedarse en el intento.

Foto de Trishhhh en Flickr

Read Full Post »