Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Opinión’ Category

El otro día tuve la ocasión de participar en unas jornadas técnicas sobre eficiencia energética de instalaciones térmicas en el sector turístico.

Tratando de no entrar en términos demasiado técnicos, es un hecho que la tecnología ha avanzado también en esta área, y que producir agua caliente o climatización es ahora posible con muchos menos recursos energéticos naturales y por ende, dañando menos a la naturaleza. Además este avance, se ha producido, como en otras áreas tecnológicas, a una velocidad mayor que la necesidad de reposición por obsolescencia de las instalaciones existentes.

Por otro lado, nos encontramos que es un deber y una necesidad en la coyuntura, bueno más que coyuntura, en la situación de crisis actual, seguir planteándonos la optimización y racionalización de las distintas cuentas de gasto de nuestros negocios. La de los consumos energéticos, llega a alcanzar, según se expuso en las jornadas, en un establecimiento hotelero de más de 3* hasta órdenes del 10 %, de la cuenta de gastos total del establecimiento. Este dato me consoló un poco, ya que los datos que yo manejo son algunos puntos porcentuales más bajos, lo que puede indicar, o bien la eficiencia de los míos, o bien la conclusión a la que he llegado a lo largo de los años, de que con los números, se pueden hacer maravillas, teniendo la habilidad de calcularlos o compararlos, en o con el entorno que más favorezca la causa que nos interesa.

Si a todo esto, le sumamos nuestra sensibilidad por el entorno natural y nuestra voluntad de promover y apoyar tecnologías menos agresivas para el medio ambiente y los recursos naturales, percibo que este concepto de eficiencia energética se posiciona como un elemento clave en estos momentos de crisis e incertidumbre económica, pues viene a aportar mejoras donde la necesitamos, en los gastos y en el medio ambiente.

Antes de la crisis, cuando se hablaba de sostenibilidad no tenía por qué hablarse de eficiencia energética. Sin embargo hoy, creo que se impone como tema preferente. Y esto es bueno en mi opinión, ya que al incidir directamente en nuestro bolsillo, se convierte en preocupación directa en los países desarrollados como grandes consumidores de energía que somos.

A mi modo de ver, tenemos por delante 2 grandes retos en este aspecto:

  • cómo afrontar las inversiones en estas nuevas tecnologías, en un escenario de falta de liquidez, donde se tendrán que poner de acuerdo muchas partes, desde administraciones públicas, hasta productores, comercializadores, distribuidores, hasta las novedosas empresas de servicios energéticos (ESE´s), dispuestas a asumir parte del riego de dichas inversiones.
  • cómo transferir dichas tecnologías a los países en vías de desarrollo, de manera no invasiva, económicamente hablando y cubriendo sus necesidades, mucho más básicas e importantes

Esperemos que en esta cumbre de Cancún del clima, se llegue a acuerdos que mitiguen el fracaso de Copenhague y nos pongan en la senda correcta.

Read Full Post »

Me sorprendo a mi mismo, y después ratifico con la mayoría de documentos e informaciones que me llegan o a las que accedo, en la tendencia que tenemos, a la hora de abordar el tema de la responsabilidad o del turismo responsable, en pensar en elementos que siempre están relacionados con un buen comportamiento ambiental, con una preocupación por el entorno social, con un apoyo y promoción de la cultura local, y con otros tantos en la línea de los anteriores.

Estamos todos tratando de aportar, articular y promover este nuevo concepto “responsable” usando para ello la gran cantidad de información, iniciativas, ideas y proyectos que van surgiendo relativos a todos esos elementos que acabo de mencionar.

Incluso algunos nos atrevemos, a establecer lo que debería ser y lo que no debería ser considerado como “responsable”, tratando de sentar cátedra o de influir en el estado del conocimiento en cada momento.

Todo esto está muy bien, pero a veces, me da la sensación que en nuestro afán de desarrollar lo más diferencial o novedoso de esta corriente responsable, nos olvidamos de lo más básico, cual es proporcionar productos o prestar los servicios, de la manera más adecuada a las expectativas de nuestros empleados, accionistas y clientes, intentando superarlas en la medida de nuestras posibilidades.

Este es o debería ser el primer atributo de un hotel o cualquier otro negocio que aspirara a calificarse como responsable. La preocupación por satisfacer a estas partes, dos de ellas consustanciales a la propia actividad o negocio como son los empleados y accionistas, y como no, los clientes, quizás la parte que más repercusión directa tiene en los resultados. Y un cliente, antes de una adecuada gestión de residuos o una eficiencia energética excelente, viene buscando, en el caso de un hotel, disfrutar y/o disponer de un destino, una ubicación, un alojamiento, un servicio de comida y bebida, un trato excelente, y otros tantos atributos higiénicos tácitos, que tenemos la obligación de cubrir.

La calidad del servicio o del producto, bien entendida como adecuación a lo que el cliente espera de nosotros, no sólo es la razón de ser y permanecer de cualquier actividad o negocio, sino que además es el primer escalón para ser sostenible.

Si nos fijamos, sostenible, responsable, verde, ecológico, ambiental, son todos adjetivos de un nombre, de un sujeto, de una realidad, cual es la actividad, el producto, el servicio o el negocio en cuestión. Y si éste no existe, o no es capaz de permanecer debido a que no es preferido por los empleados, accionistas, usuarios o clientes, ¿para qué plantearnos ponerle un adjetivo?

Haciendo honor a mi reflexión del tercer párrafo, cualquier actividad o negocio para ser considerada “responsable”, debería primero caracterizarse por satisfacer o incluso superar las expectativas de sus empleados, accionistas, usuarios y/o clientes en lo básico, cual es el objeto y la razón propia de la existencia de esa actividad o negocio. Esta es la clave para después buscar su desarrollo de manera responsable y sostenible, creando riqueza y contribuyendo a la integridad de los recursos naturales, sociales y culturales.

Read Full Post »

Responsible Hotels, la respuesta a una creciente demanda de los consumidores: Buscar buenos hoteles a precios razonables que se preocupen por otros valores.

El gran reto de Responsible Hotels es dar al consumidor la transparencia suficiente sobre lo que esta consumiendo.

“Somos lo que consumimos” pero solo podemos elegir cuando conocemos las características del producto. Esta regla que cada día funciona de forma mas transparente en cuanto a lo que alimentación se refiere seria deseable que fuera extensible a nuestras vacaciones. Si al mismo o superior  precio  me decanto por productos elaborados de forma más respetuosas con el entorno, ¿por qué no podríamos hacer lo mismo con los hoteles donde nos alojamos ?

Esa información que me indique de verdad qué hotel es de más calidad , más auténtico, tiene menos huella de carbono y no me va a costar más, ¿dónde la puedo obtener? ¿En una compañía certificadora ?

En responsible hotels queremos dar respuesta a esa inquietud del consumidor.

Somos consciente que “lo que no se puede medir no se puede gestionar” y por ello hemos creado una web que  pondrá las cosas fáciles al cliente y a los hoteles que hagan una apuesta por el turismo responsable. Y nosotros entendemos por ser responsable:   Tener calidad, ser “eco friendly” y auténtico.

Hemos resuelto que la información  necesaria para valorar estos hoteles no puede venir solo de compañías certificadoras sino  en primera instancia tiene que tener su origen en el  propio consumidor y luego de algunos datos contrastables del hotel (Consumo de recursos y comportamientos responsables).

No somos un catalogo de hoteles ni un certificador sino una herramienta para buscar de forma transparente los hoteles mas responsables.

Pero como sabemos que el precio importa, y mucho, publicamos los mejores precios de cada hotel.

La decisión es del consumidor por ello apostamos por aportarle mas información  de manera que antes de salir de viaje sepa con lo que se va a encontrar. Sus comentarios y valoraciones así como los consumos de recursos certificaran el nivel  de responsabilidad del hotel.

No bastará con llamarse y/o parecer “eco friendly” o responsable, Responsible Hotels es el instrumento que  le pondrá las cartas boca arriba sobre el hotel elegido.

Busca y te sorprenderá.

  • www.responsiblehotels.travel es una empresa del grupo el fuerte cuya web se encuentra en versión beta  y que será lanzada internacionalmente este invierno.

Read Full Post »

En Responsiblehotels.travel, definimos un hotel responsable como aquel que se preocupa por conseguir un alto nivel de satisfacción de sus clientes impactando lo mínimo al medio ambiente, fomentando las culturas locales y sus economías y tomando iniciativas para mejorar su entorno socio-cultural y natural.

A partir de esta definición, vemos que la “responsabilidad” de un establecimiento puede pasar por distintos filtros, destacando el ambiental, el económico-social, y el cultural. Y que inevitablemente, cada hotel responsable destacará más en alguno que en otro.

La duda llega cuando a pesar de mostrar valores muy responsables en la gestión del hotel, se detectan ciertos aspectos no tan “buenos”.

Quizás, por ejemplo, el incumplimiento de los derechos humanos sea el aspecto más claro para llamar a algo “irresponsable”, pero… y a partir de ahí? ¿Qué aspectos o atributos podrían indicarnos claramente el criterio para separar sin duda establecimientos con gestión responsable de los que no la tienen?

Read Full Post »

Implementar políticas de gestión responsable en una empresa turística es más que una filosofía, es algo más que un discurso corporativo, sino una realidad objetiva y sobre todo, claramente medible. A través, de indicadores que valoren la eficacia de nuestras acciones e iniciativas.

Dave Meyers es vice-presidente de Northwest Operations y en el Environmental Leader ha escrito un interesante articulo sobre cómo sacar partido a las métricas de nuestra gestión ambiental.

“(…) Dos viejos dichos son “uno es lo que mide” y “lo que se mide se puede gestionar.” Sin una manera de establecer un punto de referencia interno para la mejora continua, se hace más difícil innovar, avanzar y responder de forma proactiva a las expectativas de nuestros clientes. Las principales ventajas para controlar y medir el desempeño ambiental y la organización son:

  • Establecer unas prioridades efectivas y de valor añadido
  • La evaluación comparativa de mejora constante
  • Fomentar la innovación de abajo a arriba en toda la empresa
  • Reforzar responsabilidad de personas y empresas
  • Fortalecer el Plan Estratégico y el proceso de configurar objetivos
  • Mejora de la Comunicación Interna y Externa

Las métrica pueden hacer una de estas dos cosas: pueden decirte lo que se debe hacer, o pueden decirte lo que debería haberse hecho. Si se usan para decirte qué hacer, las utilizarás para medir tu éxito. Pero si se usan para decirte lo que debería haber hecho, las utilizarás para medir tu fracaso. Así que está claro que el enfoque en el que las empresas con visión de futuro debe centrarse en es el primero. (…)”

Ver articulo completo en inglés: aquí

Read Full Post »

La demanda de recursos naturales, su escasez, o más bien, las diferencias de disponibilidad de los mismos y en especial de aquellos recursos no renovables que utilizamos como fuentes de energía, no debe quedar desapercibida en la consideración de los seres humanos.

La humanidad tiene sustentado su desarrollo en el consumo de energía. Si la población del planeta sigue aumentando al ritmo previsto y quiere mantener o alcanzar el “standard” de vida que algunos llaman “estado del bienestar”, a buen seguro, la demanda energética también aumentará proporcionalmente.

Si, en cierto modo, podemos afirmar que estamos donde estamos, porque quemamos. Podemos girar nuestras cabezas, y muy probablemente, la mayoría de los materiales que vemos, lo que sea, de manera directa o indirecta, ha sido producido o ha llegado a ser lo que es, porque ha existido un fenómeno de combustión involucrado.

Si a esta problematica global, le unimos el impacto causado por la potenciación del efecto invernadero terrestre y el calentamiento global, debido a las emisiones de CO2 por encima del propio equilibrio natural, nos encontramos ante un panorama preocupante.

Yéndonos a la raiz del problema, cual es, el aumento de la demanda energética, debería ser quizás éste, el primer foco donde centrar los esfuerzos para la búsqueda de soluciones. Empecemos por reducir la demanda, está en las manos de todos nosotros. Nos hemos acostumbrado al exceso de consumo de energía sin ser demasiado conscientes del futuro que dejaremos a nuestros hijos. ¿No están de acuerdo?

El consumo de energía es uno de los principales aspectos ambientales que aportan huella ecológica y de carbono. Por eso, desde responsiblehotels.travel, se valora y anima a reducir, premiando y valorando dichos avances.

El concepto eficiencia energética, relaciona cubrir nuestras necesidades, pero de manera más optima, sin derroche. Tenemos mucho campo, reduciendo directamente y/o haciendo uso de las nuevas tecnologías. Ser responsable con el planeta y la humanidad, inevitablemente debería pasar por ser más eficientes en nuestros consumos de energía, tanto a nivel individual y colectivo, no creen?

A continuación os adjunto video interesante para tomar conciencia, si están de acuerdo, claro. El video muestra como la mejor fuente de energía es la misma “eficiencia energética”

Read Full Post »

El turismo tiene evidentemente efectos positivos en cada destino (creación de empleo, mejora del nivel económico local, etc), pero ligado a ellos, también posee efectos negativos; después de la gran cantidad de recursos que son consumidos y casi agotados, junto con la contaminación y degradación que puede derivarse en muchos casos de esta actividad… ¿es “atrevido” que el destino pida cierta compensación por ello?

Pioneros en nuestro país como Baleares ya lo intentaron con su famosa “ecotasa”, la cual representaba un impuesto ecológico para turistas que se invertía en mantener el patrimonio ecológico de las islas. Aunque finalmente acabaron rindiéndose, y abandonando la iniciativa por el descontento entre los turistas. Entre otras cosas, éstos alegaban que su factura subía además de verse etiquetados como contaminadores, y que la consideraban una medida injusta con otros turistas que elegían para sus vacaciones casas de alquiler.

Por otro lado, muchos destinos como París, Roma o incluso Nueva York ya imponen esta tasa por estancia hotelera desde hace ya bastante tiempo, y ahora es en Barcelona donde se plantean cobrar una tasa por estancia hotelera, que según parece podría estar entorno al euro por turista.

¿Se esta arriesgando la ciudad a crear disgusto entre sus turistas o por el contrario está haciendo una apuesta ganadora hacia la conservación de su patrimonio, y por consiguiente hacia su futuro?

Read Full Post »

Older Posts »